Reiki

El Reiki es una técnica de sanación energética originaria de Japón.

Es una energía vital universal que fluye a través de todos los seres vivos, y que cuando esta energía se bloquea o disminuye en una persona, pueden surgir enfermedades o desequilibrios físicos, emocionales o mentales.

Un practicante de Reiki canaliza esta energía curativa a través de sus manos hacia el receptor, permitiendo así que fluya nuevamente y se restablezca el equilibrio. El Reiki se aplica colocando las manos sobre diferentes partes del cuerpo del receptor, aunque también puede ser enviado a distancia.

Esta técnica se utiliza para reducir el estrés, aliviar dolores físicos y emocionales, promover la relajación, fortalecer el sistema inmunológico y facilitar la sanación en general.

El Reiki se considera una terapia complementaria, por lo que no sustituye los tratamientos médicos convencionales, sino que puede utilizarse para potenciar los resultados.

Es importante tener en cuenta que la efectividad del Reiki puede variar según la persona. No obstante, muchos han reportado beneficios y sensaciones de bienestar después de recibir una sesión.

El Reiki fue reconocido por la Organización Mundial de la Salud desde 1996 como una terapia complementaria y alternativa, siendo incluido en el Programa de prácticas tradicionales y Complementarias de la OMS, que tiene como objetivo, promover y fortalecer la atención de salud integrativa y holística en todo el mundo. Desde entonces, el Reiki ha seguido ganando aceptación y popularidad como una forma efectiva de promover el bienestar físico, emocional y espiritual.

 

Abrir chat
1
Escanea el código
¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?